TOP

Actividades, Eventos y Turismo

Miedo a volar: ¿Cómo vencer esta fobia de una vez por todas?

¿Te sientes inseguro?, ¿te cuesta conciliar el sueño y, cuando lo consigues, tienes pesadillas con accidentes de avión? ¿Es la primera vez que vas a montar en avión y sufres pánico? ¿Has montado en avión muchas veces y aún así lo pasas cada vez peor debido a tu miedo a volar?

Si tu respuesta ha sido sí en todas las preguntas, te vamos a ayudar dándote unos consejos básicos para coger un avión por primera vez o para seguir volando sin sufrir.

Como se suele decir, la actitud es lo importante, y en cuestión de miedos o fobias más que nunca.

Miedo irracional a volar

Todos tenemos alrededor algún familiar o amigo que siente un inmenso miedo a volar, y que cuando tiene que hacerlo porque no tiene más remedio, sufre mucho. Suelen interesarse por la edad del piloto, las horas de vuelo, el estado del avión, la situación meteorológica del día, absolutamente todo bajo control para dominar una situación que realmente no está en sus manos. 

Hay personas que tiemblan durante el despegue, otras lo pasan peor en el aterrizaje, rezan hasta los que no han rezado nunca, pero sobre todo lo pasan mal cuando hay turbulencias. Y es que hasta los que no tenemos miedo a volar, pasamos un rato tenso cuando hay turbulencias.

Para los que tienen ese pánico horrible a volar escribimos este artículo. Ya sea la primera vez que te montas en un avión o simplemente no consigues superar el miedo a este medio de transporte.

Accidentes aéreos, estadísticas

Es muy habitual escuchar esto para calmar a los sufridores de los aviones, pero es que resulta que es cierto. El avión sigue siendo el medio de transporte más seguro. Es verdad que cuando hay un accidente de avión la probabilidad de morir es mucho mayor, pero es una entre 60 millones de vuelos. Es algo que hay que reflexionar, ya que si lo comparamos con otros medios de transportes que a priori nos dan más seguridad, la diferencia es abismal.

 

Avión: Uno entre 60 millones de vuelos

Barco: Uno entre 6 millones

Tren: Uno entre 400.000

Transporte por carretera: Uno por 5.000 desplazamientos

 

Increíble, ¿verdad?

Esto nos hace pensar que se trata de un miedo irracional. Los psicoanalistas lo llaman aerofobia.

Hay muchas causas para tener este terror a los transportes aéreos, tantas como personas. Puede venir provocado por un accidente anterior, por experiencias personales negativas, por factores culturales o simplemente por desconocimiento. 

Técnicas miedo a volar

Entre las técnicas que utilizan los aerofóbicos, se encuentran las siguientes, ordenadas de más a menos eficacia demostrada  según los afectados.

  1. Técnicas de relajación, como yoga o taichi son muy populares para solucionar problemas de ansiedad y estrés.
  2. Buscar ayuda en amigos o familiares. Una práctica común es no viajar solo nunca para poder distraerte con una conversación amena y sujetar la mano de alguien querido que te aporte seguridad.
  3. Acudiendo a un psicólogo. Desde aquí es la más aconsejable si no funcionan las dos anteriores, ya que el problema va más allá de un simple miedo.
  4. Asistiendo a un curso para superar el miedo a volar. Son recomendables los que incluyen algún tipo de apoyo psicológico. Siempre ayudados por buenos profesionales.
  5. Con el uso de tranquilizantes. Si vuelas muy poco y siempre recetado por tu médico.
  6. Con libros de autoayuda. Parece mentira, pero hay personas a las que esto les tranquiliza.

Miedo a volar

 

Causas miedo a volar

A gran parte de los sufridores de los aviones, lo que realmente les aterra es perder el control de la situación. Al estar sentados en un espacio pequeño, sin poder moverse, a kilómetros de distancia de tierra firme y, según el caso, a varias horas de tu destino, esto les genera ansiedad, claustrofobia y sensación de pérdida de control. Hoy día, hay que añadir la dependencia del móvil y a la necesidad creada de estar en contacto con todos nuestros seres queridos minuto a minuto. El hecho de tener apagados los teléfonos y las redes sociales durante las horas que dura un vuelo puede convertirse en una oportunidad para relajarnos y desconectar de todo, pero también en otra causa para aumentar nuestra ansiedad, todo dependerá de nuestro estado anímico y psicológico.

Superar el miedo a volar

Vamos a intentar aportar nuestro granito de arena dándote unas pautas o consejos que pueden ayudarte a superar tu miedo a volar. Pero tendrás que poner mucho de tu parte, la actitud es lo más importante.

 

  • Si es la primera vez que montas en avión , aconsejamos que te intereses por lo que vas a vivir. El desconocimiento es una de las principales causas del miedo. 
  • Intenta entender los motivos por los que el transporte aéreo es el más seguro. Recuerda las estadísticas y analízalas.
  • Organiza bien el viaje. Ten listas las tarjetas de embarque, documentación actualizada, el traslado al aeropuerto, ve con tiempo de sobra pero no demasiado temprano.
  • Elige un asiento que se adapte a tus necesidades. Si necesitas ver el paisaje para sentirte más seguro elige ventana, si prefieres levantarte de vez en cuando y no sentir claustrofobia elige pasillo. Para tener más espacio en las piernas elige la salida de emergencia.

Miedo a volar

  • Juega a pensar que viajas en autobús. El espacio y la movilidad es muy parecida.
  • Piensa en positivo. Visualiza todo lo que vas a hacer en el destino. Si vas de vacaciones es fácil, excursiones, lugares bonitos, experiencias increíbles. Si es un viaje de trabajo, organiza mentalmente la visita.
  • Aprovecha la tecnología. Lleva una tableta, portátil o móvil con películas, series o documentales descargados. No olvides los auriculares para evadirte bien del ruido del avión. Mantenerte distraído hará que se te haga mucho más corto el viaje.
  • Habla con tu compañero de viaje. Si viajas acompañado aprovecha para charlar y conseguirás que las horas pasen más rápido. Lleva  un snack o cómpralo en el avión, y puedes imaginar que estáis en un bar conversando tranquilamente mientra disfrutais del aperitivo.
  • Una copa de vino. ¿Te la tomarías en un bar? Entonces, ¿por qué no en un avión? Si te apetece, disfruta y relájate.

  • Toma un relajante o pastilla para dormir. Si se trata de un viaje de muchas horas, es muy recomendable para poder descansar, tengas miedo a los aviones o no, no es un lugar muy cómodo donde dormir. Un consejo, tómala una hora antes de subir al avión, para que te esté haciendo efecto cuando subas y no cuando llegues al destino. Siempre recetada por tu médico.

Hasta aquí nuestra humilde aportación para ayudar a tantas personas que sufren, no solo por volar, sino por perderse tantos destinos maravillosos. 

Post a Comment

You don't have permission to register