TOP

Actividades, Eventos y Turismo

Viajar con niños a Cantabria: itinerario más divertido y cultural

Ese es el gran dilema en muchas ocasiones a la hora de decidirse a tener hijos. Ahora no podremos viajar durante unos años. Pero desde ecopink  y en «viajar con niños a Cantabria» queremos demostrar que eso no tiene que ser necesariamente así.

En nuestro artículo vacaciones con niños os damos algunos consejos para que sea más llevadero y podáis seguir conociendo mundo sin dejar atrás a vuestros polluelos, y lo que es más importante, sin tener que elegir entre ser padres o viajar. 

Pero ahora os damos un ejemplo real de un viaje con niños, concretamente a Cantabria. Viajar con niños a Cantabria, una experiencia inolvidable.

Viajando a Cantabria con niños

Os aconsejaremos un itinerario apto para ir con vuestros hijos, realizando actividades muy divertidas e interesantes en las que puedan disfrutar tanto los niños como los adultos.

Durante este viaje dedicaremos tiempo a la cultura, el deporte, y sobre todo a la naturaleza, que es el corazón de cualquier experiencia ecopink. En todo momento las actividades y excursiones estarán adaptadas a los niños y pensadas para que se diviertan todos los miembros de la familia.

Os sugerimos viajar con niños a Cantabria, visitando el Parque de Cabárceno, un espacio inmenso naturalizado donde el hombre es el que parece estar en territorio ajeno. Queremos dejar claro que no es un zoo, ni un parque convencional, y que los animales están perfectamente cuidados y atendidos, sin hacer de ellos un circo ni un escaparate. Otra visita recomendada en nuestro itinerario es las cuevas de Altamira, donde grandes y pequeños quedarán asombrados viendo cómo vivían en la prehistoria. Una buena opción para reír en familia y pasar una mañana divertida es hacer algún deporte de agua. La bajada de algún río tranquilo en canoa es una agradable forma de contemplar la belleza de la naturaleza de la zona. Y por supuesto, cómo no, si sois amantes de la playa, en Cantabria podréis visitar innumerables localidades de costa como son Comillas, Suances o la hermosa Santander.

 

Viajar con niños a Cabárceno

Se trata de un parque de nada más y nada menos que 750 hectáreas. El recorrido a pie, en coche o en bici son unos 20 kilómetros. Literalmente te deja con la boca abierta.

Tanto los osos, elefantes, leones, etc viven en espacios gigantescos que son como selvas, y por eso hay que tener paciencia si llegas en un momento que están escondidos durmiendo o comiendo, ya que las distancias son largas y puede que no llegues a verlos en ese instante. 

Nuestra recomendación es recorrer el parque en coche, sobre todo con niños. Vais parando en cada territorio y aparcando, siempre hay hueco porque la gente se para un rato y se va a buscar otra especie. También tiene espacios para autocaravanas, y están las áreas muy bien señalizadas.

Los teleféricos son una forma de contemplar el parque en su totalidad y ver la majestuosidad del recinto desde otra perspectiva. Es impresionante pasar por encima de los leones o de los osos. A los más pequeños les encantará. No os arrepentiréis de viajar con niños a Cantabria.

viajar con niños a Cantabria

viajar con niños a Cantabria

Puedes llevarte tu propio picnic o comer allí en alguno de los restaurantes, tipo buffet o comida rápida, pero no esperes gran cosa. Nuestro consejo es llevar tu propia comida y  hacer un pequeño picnic, ya que los restaurantes están junto a la zona de espectáculos de aves, bastante concurrido, y también la zona de aseos, por lo que a la hora de la comida hay demasiada aglomeración.

El espectáculo de aves es impresionante y muy diferente a todo lo que hayáis podido ver en cualquier parque de animales. Aves rapaces, buitres, águilas o halcones vuelan en libertad a una distancia que ni siquiera seréis capaces de ver, y con la llamada de los cuidadores hacen una entrada majestuosa para cazar un trozo de carne. Es impresionante verlo en directo. Algunas especies de aves como águilas, halcones y milanos están en peligro de extinción y en este parque hacen una labor maravillosa para cuidarlas y protegerlas.

Cueva de Altamira

Modesto Cubillas descubrió la cueva un día de caza, al intentar rescatar a su perro, que había quedado atrapado entre unas rocas. Aquel descubrimiento no tuvo​ gran trascendencia en ese momento. Modesto alertó a Marcelino Sanz de Sautola, que era un terrateniente adinerado y aficionado a la paleontología. Marcelino no reconoció más que unos signos sin importancia en los años que lo inspeccionó.

Tres o cuatro años después, María, hija de Marcelino, y su padre, visitaron la entrada de la cueva durante el verano de 1879 para excavar y encontrar restos de huesos y sílex, pues los habían visto en la Exposición Universal de París y quedaron maravillados.

De repente María vio unas pinturas  dibujadas en la piedra de la cueva y llamó a su padre: ¡Mira, papá, bueyes!

Marcelino no daba crédito a lo que su hija sin saberlo había descubierto. Mientras su padre había permanecido en la entrada de la cueva, la niña había entrado hasta una sala donde le esperaban unas pinturas que cubrían casi toda la bóveda.

De esta manera, una niña descubrió arte rupestre paleolítico de la cornisa cantábrica.

Podéis entrar en una réplica de la cueva y ver cómo vivían en la prehistoria.

Se encuentra en el municipio Santillana del Mar, que por supuesto es de visita obligada.

viajar con niños a Cantabria

Visitar Santillana del Mar

La plaza mayor o la Colegiata de San Juan son dos de las maravillas de esta localidad cántabra. No os podéis ir de Santillana del Mar sin probar la exquisita quesada del Obrador Casa Quevedo. Os lo sirven con un vaso de leche auténtica, a los niños les encantará.

viajar con niños a Cantabria

Kayak o canoa con niños

Aunque os pueda parecer arriesgado, es una actividad segura para hacer con niños. Con chalecos salvavidas y con monitores expertos, no hay ningún peligro. Elegid ríos tranquilos para nivel principiante, como puede ser el río Deva, y no habrá problema. El río no tiene profundidad y en caso de que volquéis solo os llegará el agua por la rodilla. Para más tranquilidad los monitores se ofrecen a llevar ellos a algún niño en su canoa. Os darán un picnic con comida típica de la zona como bollo preñao o las famosas corbatas de Unquera, que amenizarán la actividad mientras contempláis las sorprendentes vistas.

Las pertenencias que se puedan mojar como móvil, llaves del coche, cartera, etc, se pueden guardar en un bote estanco que llevaréis en la canoa y no hay riesgo de filtro. De todas formas, si queréis guardar algo en la taquilla de la agencia que organiza la actividad, también ofrecen esa posibilidad. La única recomendación que hacemos es llevar calzado que no se caiga y que se pueda mojar. Unos escarpines son la mejor idea. Tenlo todo preparado para viajar con niños a Cantabria y la experiencia será mágica.

Playas de Cantabria para ir con niños

Y cómo no, si vais a Cantabria con niños, querrán ir a la playa. Tenéis para ello multitud de opciones, playas más amplias, otras más acogedoras, pero todas maravillosas.

Os aconsejamos visitar la playa de Comillas, ya que también es una localidad preciosa para visitar. También Suances, pequeño pueblo pesquero con gran atractivo turístico. 

Y por supuesto no podemos ir a Cantabria y no visitar Santander, preciosas playas y aún más bonita ciudad. El Palacio de la Magdalena, la playa del Sardinero, la península de la Magdalena, una jornada de ensueño en esta hermosa ciudad llena de encanto, y terminar el día viendo el atardecer desde el mirador del Faro de Cabo Mayor.

viajar con niños a Cantabria

 

Esperamos que os haya ayudado este itinerario pensado para viajar con niños a Cantabria pero sin olvidar que los padres también disfruten y se diviertan. Los viajes en familia son inolvidables, no os privéis de ese placer y privilegio.

Post a Comment

You don't have permission to register