TOP

Actividades, Eventos y Turismo

Liderazgo femenino

Liderazgo femenino

En un mundo dominado mayoritariamente por hombres cada vez son más las mujeres que destacan y se imponen. Hoy en día las mujeres han ganado espacios en terrenos anteriormente ocupados por hombres, especialmente en el plano laboral. La mujer actual es audaz, se prepara para enfrentar todos los retos de la vida y salir victoriosa. Lo que lleva a la creación del término liderazgo femenino.

Es sin dudas la mujer profesional la que más admiración se gana, convirtiéndose en verdaderas figuras líderes. Se ha destacado esta figura como un líder capaz de desenvolverse y adaptarse sin dejar de lado sus ideales. Aprende un poco más de este liderazgo, y conviértete en una nueva mujer dentro del campo laboral.

¿Qué es el liderazgo femenino?

La mujer moderna se ha vuelto líder en la participación empresarial y organizacional del mundo de hoy. Crece el número de mujeres detrás del empuje de la economía global. Innovadora y emprendedora, cualidades que definen a esta mujer en pie de lucha y con gran capacidad de dirección.

Liderazgo femenino

En su posición de liderazgo lleva las riendas del desarrollo de su empresa. Es el liderazgo femenino que se institucionaliza en la figura de una mujer lo que hace todo posible. Definamos pues este concepto de gran valor.

Cuando hablamos de este tipo de liderazgo nos referimos al desenvolvimiento exitoso de las mujeres a cargo  de la dirección de un equipo de trabajo en puestos de responsabilidad dentro de una empresa, organización u institución. Es fácil destacar como la presencia de la mujer en la empresa ha logrado redefinir el perfil del líder. Aunque durante mucho tiempo fue relegada, en la actualidad ha logrado adaptarse a este nuevo rol.

Características del liderazgo femenino

El mundo actual necesita más líderes y menos jefes. Esto es lo que ha permitido que se haya notado un avance significativo en el área empresarial  y organizacional. Al enfocarse en el crecimiento de cada uno de los empleados, podremos obtener un aumento significativo de la productividad. Y aunque es un tema que en la actualidad ha ganado importancia, ha logrado ser superado por el liderazgo femenino.

Aunque si se ha destacado la presencia de mujeres en lo altos cargos, ya no se trata de un puesto de trabajo. Este tópico ha mostrado como las líderes femeninas han podido ir un paso al frente y ofrecer soluciones más prácticas sin olvidar su lado humano. Por eso, cuando se habla de este tipo de liderazgo, se pueden encontrar características únicas que lo diferencia del liderazgo masculino:

  • El proceso de orientación suele ser más cercano con la líder. Muestra empatía, lo que favorece la cooperación dentro del equipo de trabajo. El sistema de organización suele mostrarse más pulcro, lo que reduce los tiempos para cumplir objetivos.

  • La mujer es capaz de asumir una postura calmada en cualquier situación. Esto beneficia la toma de decisiones, ya que tiene la capacidad de pensar y actuar al mismo tiempo. Podrás explorar opciones y ejecutarlas mientras resuelve un problema.
  • Algo que identifica al liderazgo femenino, es el ambiente de integración. Se espera que todas las partes sean capaces de participar y ofrecer sus opiniones. De aquí se considera que surgen las grandes ideas.
  • Siempre es necesario tener la mente abierta. Pueden presentarse todo tipo de cambios, al mismo que se toma una postura flexible, adaptándose a nuevas situaciones.

Fundamentos de la mujer líder

La mujer que ejerce liderazgo desde un puesto de responsabilidad debe tener ciertos principios y atributos base que la definan. Aquí mencionaremos algunas de las características y competencias que debe demostrar para consolidarse el liderazgo femenino:

Seguridad y confianza en sí misma dentro del campo que desempeña.

  • Lado humano: sensible, empática, sociable, expresiva, humana, orientada hacia las personas.
  • Disposición para escuchar y considerar a los otros.
  • Gran capacidad de estímulo y motivación propia y hacia los otros.
  • Pragmática.
  • Flexible y adaptable.
  • Centrada, comunicativa y persuasiva.
  • Hábil planificadora.
  • Constante y determinada.
  • Accesible e incluyente.
  • Influyente.
  • Amplitud de acción múltiple y de resolución de problemas.

Liderazgo femenino

Este conjunto de rasgos, cualidades y competencias que se manifiestan a través del liderazgo femenino han ido revolucionando el entorno social y laboral. Estamos ante un nuevo despertar a la realidad que representan las mujeres desde su quehacer cotidiano dentro de la directiva de una entidad para la cual se desempeñan. Los beneficios que aportan al crecimiento y desarrollo corporativo hacen de las mujeres un recurso insustituible e invaluable, como no hay otro igual.

Aporte del liderazgo femenino al entorno social y organizacional

La capacidad de comunicación efectiva de las mujeres, desde su habilidad de persuasión, las convierte en un elemento clave para las negociaciones. Con su expresividad impulsan la cooperación y el alcance de acuerdos satisfactorios, incluso dentro de un entorno predominantemente masculino.

Su aporte a la lucha de géneros en el campo laboral ha servido de gran incentivo para la promoción de mejores beneficios salariales, disipando todo intento de discriminación. El liderazgo femenino ha sido factor determinante en la inclusión de las mujeres en los sectores ejecutivos y empresariales, llegando a ser de gran estímulo para el sector industrial a gran escala.

Por último, más no menos importante, se reconoce a la mujer en el ejercicio del liderazgo femenino por su contribución en los procesos de orientación y mentoría institucional. Gracias a lo flexibles y receptivas que se muestran, aunado a su natural sensibilidad y empatía, las mujeres han llegado a ser más efectivas y apreciadas que sus contrapartes masculinas cuando de dirigir al equipo de trabajo se trata.

Brillantes son las mujeres que con gran liderazgo hoy van dominando el mundo empresarial. El liderazgo va cambiando las pautas y concepciones de los tradicionales esquemas ejecutivos masculinos. Y es que han sido ellas mismas quienes han redefinido este concepto del mundo profesional.

Su rol ha trascendido socialmente. Y hoy crece en número la cantidad de instituciones, empresas y organizaciones lideradas por mujeres ejemplares. Se han convertido en emprendedoras y competitivas que guían con buen rumbo hacia el éxito la dirección que llevan a su cargo.

Post a Comment

You don't have permission to register